Permitir que tu hijo juegue es crucial para su desarrollo, y aquí te explicamos por qué

Je kind laten spelen is cruciaal voor de ontwikkeling, dit is waarom.

Jugar es una parte esencial del desarrollo de tu hijo. Porque además del arduo trabajo en la escuela y prestar atención en clase, el juego proporciona la necesaria relajación. Pero eso no es todo. ¿Sabías que los niños aprenden muchísimo cuando juegan entre ellos e incluso solos? En esta entrada del blog descubrirás por qué el juego es tan importante para el desarrollo de tu hijo.

 

La función educativa del juego

Los niños aprenden mucho más de lo que pensamos mientras juegan. No solo adquieren nuevas habilidades del propio juego, sino que el juego es también un método eficaz para enseñarles cosas nuevas. Al jugar, los niños pueden relajarse y, al mismo tiempo, aprender inconscientemente. Especialmente porque jugar con amigos es mucho más divertido que hacer deberes.

 

¿Qué aprenden los niños mientras juegan?

Existen diversas cosas que los niños pueden aprender mientras juegan. Esto depende especialmente de la edad de tu hijo y del tipo de juego que estén practicando. Los niños más pequeños, por ejemplo, aprenderán a caminar, a patear una pelota o a cuidar de una muñeca. Pero eso no es todo, hay muchas otras habilidades y conocimientos que pueden adquirir los niños mientras juegan.

Un ejemplo de esto es aprender a pensar de manera independiente sobre situaciones y a tomar decisiones. Además, cuando tu hijo juega con otros, también se ponen a prueba sus habilidades sociales. ¿Y qué decir de la habilidad lingüística y la motricidad? Explicar un juego y comunicarse requiere que tu hijo entienda tanto el juego como cómo explicarlo a los demás. De esta manera, aprenden a desarrollar estas habilidades aún más.

 

Los beneficios psicológicos del juego

Además de la relajación y el desarrollo de habilidades, hay otro aspecto que hace que el juego sea saludable: el procesamiento de emociones y eventos. Al permitir que los niños jueguen, pueden procesar mejor los eventos del día. Incluso cuando se han enfrentado a una situación desagradable, el juego puede ofrecer una solución para los niños. A continuación, se presentan algunas formas diferentes de juego:

 

Jugar solo

Como mencionamos en una de nuestras entradas anteriores del blog, permitir que tu hijo juegue solo es muy beneficioso para el desarrollo de su imaginación y creatividad. Mucha gente puede pensar que dejar a un niño jugar solo es triste, pero nada más lejos de la realidad. De hecho, ¡es incluso saludable para el cerebro!

 

Lectura

Cuando tu hijo empiece a aprender a leer, jugar con el lenguaje es una excelente idea. De esta manera, animas a tu hijo a aumentar su vocabulario o a escribir las letras del alfabeto de manera divertida. Para desafiar aún más a tu hijo durante el juego, puedes pedirle, por ejemplo, que termine la historia que estás leyendo o que describa el castillo de la princesa. Estas son pequeñas cosas que ayudan a desarrollar aún más la imaginación y las habilidades lingüísticas de tu hijo.

Por supuesto, hay innumerables opciones más que ayudan a los niños a desarrollarse de manera divertida y lúdica. ¡Echa un vistazo al surtido de Kadoing, quizás encuentres algo divertido para tu hijo!

Deja un comentario

Ten en cuenta que los comentarios deben aprobarse antes de que se publiquen.